Nos están espiando y lo sabemos

Cuando hablamos de comunicaciones virtuales, correo electrónico y aplicaciones de mensajería, el problema se vuelve aún más complejo. Gmail y Hotmail, los dos proveedores más comunes, conocen todo el contenido de todos los correos electrónicos que almacenamos con ellos. WhatsApp ha sido cifrado desde abril de 2016, pero solo mensajes. Telegram utiliza otras versiones de cifrado, y los SMS tradicionales y el historial de llamadas no están cifrados. En resumen: es muy fácil espiarnos.

Espionaje masivo

El diseño de Internet siempre ha sido el problema, pero ni siquiera el hacker más paranoico del mundo habría imaginado la imagen aterradora Snowden nos presentó en junio de 2013. La Alianza de Cinco Ojos – los EE.UU., Australia, Nueva Zelanda, Canadá y la Reino Unido – espía a todos los usuarios de Internet sobre una base consistente, sistemática y acumulativa. No es un detalle menor el hecho de que Estados Unidos inventó Internet en primer lugar y que es el país que más lo controla.

Yahoo dio a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), la agencia estadounidense dedicada al espionaje digital, acceso completo a todos los correos electrónicos de sus usuarios. Google respondió a las solicitudes de la NSA, pero no les dio acceso completo, y como la NSA lo consideró insuficiente, optó por entrar ilegalmente en los servidores de Google y comprobar la información de todos modos. Ninguna compañía de Internet está libre de estas presiones.

Tus dispositivos electrónicos te espían. No es solo Wikileaks quien lo dice, sino un tribunal estadounidense: tu SmartTV te espia sin pedir tu consentimiento. No sólo registra todo lo que está viendo, pero incluso cuando no está en él puede grabar y compartir sus conversaciones privadas. Lo mismo sucede cuando activamos el control de voz de nuestro teléfono celular: nos escucha.

Todos estos datos están siendo procesados ​​con el objetivo de espionarnos masivamente. En este proceso, los metadatos son de crucial importancia. Los metadatos son los datos que describen los datos: fecha de creación, modificaciones, tamaño, formato, coordenadas GPS, entre otros. Es sobre la base de esta información que se pueden determinar los comportamientos que las agencias analizan para medir el grado de vigilancia que necesitan aplicarse a nosotros.

Los anuncios en Internet funcionan de manera similar: ¿cuántas veces, después de ver un producto en particular en alguna web, este producto no nos persigue a través de anuncios en los otros sitios web que visitamos? Esto es sólo publicidad; Imagínense lo que las agencias de espionaje pueden hacer. Piense en lo que podría suceder si, por casualidad, tiene la desgracia de coincidir dos veces en el mismo sitio que una persona que está bajo vigilancia del gobierno.

Programas para infectar

El espionaje digital no sólo es masivo, también es personalizado. La Alianza de Cinco Ojos ha estado espiando a líderes gubernamentales como Angela Merkel, magnates de Internet como Kim Dotcom, y se ha vuelto tan penetrante que incluso Donald Trump se atreve a ser frívolo al respecto.

Puede espiar un dispositivo de diferentes maneras y con diferentes efectos: capturar todo lo escrito, enviar todas las acciones que realiza mientras navega, acceder a todos sus mensajes y conversaciones de whatsapp, usar la cámara web y el micrófono desapercibidos, entre muchos otros. El problema es tan real que incluso Mark Zuckerberg y James Comey – director de Facebook y el FBI, respectivamente – grabaron su webcam como una medida anti-espionaje.

Hay empresas como Hacking Team que venden software espía y sus principales clientes son los gobiernos. Sus exploits, es decir, los programas para tomar el control sobre una computadora, se pueden adjuntar a un archivo de Word y tomar el control de su Mac o PC desapercibido, cuando se abre el archivo. Entre los principales clientes de Hacking Team: los gobiernos de México, Italia, Marruecos, Arabia Saudita y Chile.

Pero usted no tiene que ser un gobierno: una simple búsqueda en Internet puede ofrecer algunas licencias de programas muy avanzados a un costo pequeño – alrededor de 50 dólares. El lema de uno de los más populares de estos programas es: “Si usted está en una relación comprometida, tiene hijos, o gestionar a los empleados, usted tiene el derecho de saber! Descubre la verdad, espía en su teléfono celular.

1 comentario

  1. Conforme avanza la tecnología y salen al mercado nuevos dispositivos para hacer nuestra vida mas fácil también aumentan las herramientas de espionaje para por esos mismos dispositivos espiar nuestra vida diaria, es una realidad.

    En ocasiones el fin justifica los medios ya que gracias a eso se logra capturar delincuentes, pero la mayoría de las veces el espionaje es utilizado con fines poco éticos, eso lo podemos ver en las campañas políticas y una infinidad de casos diferentes.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*